jueves, 30 de abril de 2015

Beltane



“Beltane”, tal como su fiesta opuesta en la rueda del año, “Samhain”, es una transición especialmente potente en el ciclo anual, que se celebra a finales de abril y principios de mayo, justo en el punto medio entre el equinoccio de primavera y el solsticio de verano. Beltane es la tercera de las cuatro grandes fiestas religiosas del año celta y marca el comienzo de la estación luminosa. Beltane está después de Imbolc, que marca el fin del alejamiento del sol y anuncia su regreso.

La palabra “Beltane” en la tradición celta quiere decir ‘un buen fuego’ o "fuego brillante", deriva directamente de la palabra "Beltene" del viejo idioma irlandes y una parte esencial de esta antigua celebración consistía en saltar el fuego, a solas o acompañada, para dejar atrás lo que te está limitando y convocar a la fertilidad e impregnarte de la fuerza primaveral. Beltane está en relación con el dios Belenos. En la mitología celta Belenos  (belenus) es comparable a Apolo del panteón griego y a Baldr de la mitología germánica. Es un dios luminoso cuyo nombre significa "brillante" "resplandeciente". Se le atribuían poderes curativos y sus funciones principales son la medicina y las artes.  

Con la promesa del verano en el aire, en este momento la savia sube con vigor, la naturaleza está en pleno crecimiento y expansión, abriendo nuestro deseo de jugar, brincar y festejar. Beltane, en sintonia con la efusión de la tierra, era a la vez una antigua celebración de la sexualidad, de la fuerza instintiva, de las polaridades de las energías masculinas y femeninas y del placer.
La noche de Beltane estre el 30 de Abril y el 1º de Mayo es también conocida como la noche de Walpurgis. Santa Walpurgis, muerta en el año 778 era venerada por los cristianos como protectora contra la hechiceria. Su fiesta es el 1º de Mayo conincidiendo con la fiesta pagana de Beltane y sus danzas nocturnas alrededor del fuego. Esa noche ha sido identificada en el Fausto de Goethe como el "sabbat de las brujas". la tradición celta insiste sobre los fuegos rituales prendidos por los druidas mientras pronunciaban encantos y fórmulas mágicas. Entre esos fuegos se hacia pasar el ganado con el fin de protegerlos contra las epidemias durante todo el año, y particularmente en la época estival. Los "fuegos de Bel " (Belenos) eran considerados como potentes elementos de exaltación y de purificación benéfica. Se supone que la asamblea de los druidas en el bosque de Carnutes (bosque de Francia que se extendía entre los ríos Sena y el Loira) atestiguada por César durante la guerra de las Galias, tenía lugar en la época de Beltane.
Beltane es una fiesta de renovación y de resurrección. anuncia un cambio de ritmo de vida puesto que es la apertura del ciclo de actividades diurnas: se reinician las cacerías, se impulsan las conquistas y las guerras y el comienzo de los trabajos rurales de los agricultores y pastores. en ese sentido marca la oposición y la antítesis con la fiesta de Samhaim, que marca el fin del ciclo. Beltane, como Samhaim, también es un momento del año donde "otro mundo" está particularmente próximo y al alcance de la mano. Y al igual que en Samhaim también se ofrecían en Beltane sacrificios rituales de animales a los Dioses.
Beltane es la época propicia para todos los ritos de pasaje entre los periodos frío y cálido, entre la oscuridad y la luz, entre la muerte física y simbólica y el renacimiento espiritual. De manera general, Bentane es la festividad del cambio de ritmo de vida, del ritmo invernal se pasa al estival. La fiesta simboliza ese pasaje físico y espiritual.
A pesar de que los datos históricos sobre Beltane sean oscuros, el folklore ligado a esta fiesta es rico y abundante. De generación en generación el folcklore se ha apropiado de essta festividad dándole interpretaciones y formas diferentes, pero siempre con el sentido de resurrección y fertilidad. Un ejemplo es la simbologia fálica de la danza del "palo de mayo".



Beltane es la época propicia para la adivinación, los ritos de protección de casas y propiedades diversas, para la recolección de plantas, en particular las ortigas. Los saltos sobre el fuego durante los festejos estaban destinados a asegurar la prosperidad y la fertilidad. La noche de Beltane la gente evitaba los lugares frecuentados por los duendes, las hadas y los espíritus de la naturaleza, puesto que se suponía que el velo entre el mundo sobrenatural y natural era particularmente leve. Una versión moderna del festival del fuego de Beltane tiene lugar anualmente en Calton Hill, Edimburgo (Escocia) la noche del 30 de Abril.

En su esencia, es un festivo para desplegar nuestra conexión con lo divino a través de la sensualidad de ser cuerpo, para celebrar el milagro de la vida de infinitas maneras. Aquí van algunas ideas.
  • Recoge el rocío de la mañana, lava tu cara con el
  • Enciende velas o un fuego en un lugar seguro y conecta con ese elemento transformador, con lo que quieres soltar, lo que quieres convocar
  • Haz un altar lleno de flores y símbolos de la fertilidad. Pon atención en donde estás y en lo que deseas y necesitas, para ti y para el mundo, y deja que la fuerza de la naturaleza impregne estos deseos
  • Júntate con otras personas para tocar música, el tambor, bailar, cantar, expresar tu energía salvaje e instintiva
  • Decora árboles y arbustos con cintas y telas de colores, agradece todo lo que nos ofrecen
  • Haz una infusión solar de flor de saúco: coger dos o tres flores y ponlas en un litro de agua con un par de rodajas de limón y azúcar integral a gusto o stevia. Déjalo reposar al sol 3 o 4 horas y lo cuelas… Si lo quieres fresquito lo pones en la nevera, y a gozar de una deliciosa bebida: ¡digestiva y festiva!
  • Celebra la sensualidad a través de la comida: bendice los alimentos, agradece, saborea lentamente, comparte la experiencia.
  • Pinta tu cuerpo con soles, lunas, estrellas, flores y pájaros.
    Pon una flor en tu pelo.
    Regálate un baño de mar, hazte un masaje.

¡¡¡FELIZ BELTANE!!!


http://www.adivinario.com/magia_450_Beltane.php
http://mujerciclica.com/2015/04/30/beltane-impregnate-de-la-fuerza-de-la-primavera/

martes, 7 de abril de 2015

OSTARA

Ostara es la festividad de la Rueda del Año, correspondiente al Equinoccio de Primavera.
Esta celebración es originaria del paganismo germánico donde la diosa Eostre es la divinidad asociada con el poder fértil de la naturaleza.
El nombre dado por Iolo Morganwg tomado por el neodruidismo es Alban Eilir. 
Y la fiesta más cercana en la tradición del Norte es Summer Finding.
La etimología de Eostre viene de la raíz Proto Indoeuropea "aus", brillar, que encontramos en otras palabras como Eos, la titán y diosa del amanecer o Austria 'reino del Este', debido a que esta dirección es por donde sale el sol.
Tradicionalmente, Ostara se celebra en el hemisferio norte el 20/21 de Marzo (Equinoccio de Primavera), mientras que en el Hermisferio Sur se celebra el 20/21 de Septiembre.
Su simbolismo es el despertar del letargo invernal, ya que desde el este el Sol se eleva fuerte para dar la bienvenida a un nuevo ciclo de fertilidad. En el equinoccio, el día y la noche tienen la misma duración, las fuerzas de la luz y de la oscuridad están en paz, permitiendo que los brotes frescos y los botones de las flores renazcan trayendo esperanza de vida al mundo.
Recordemos que la Primavera entra en Imbolc y ahora estamos en el punto más álgido de esta estación, es el momento de madurez de las crías, la nieve se sigue derritiendo y los ríos suenan nuevamente bajando de las montañas. Todos los espacios que el invierno crudo vació, ahora se llenan de verde, de amarillos, de colores que auguran el regreso a una etapa de siembra.
Uno de los elementos más clásicos de esta celebración es el huevo, símbolo de la unión de los complementarios para manifestar la vida. Simil de la eclosión de nuestra creatividad, de la fragilidad de nuestras protecciones ante la avasalladora fuerza de la semilla.
Ostara es sin duda, una fiesta solar, dedicada a la maduración, a las crías que llegan a su periodo fértil y comienzan a definir su territorio para buscar una pareja y reproducirse. Por eso el símbolo de la liebre, prólija en su reproducción, y el del joven ciervo astado que usa su cornamenta para marcar su territorio y su manada, son tan repetidos en las culturas indígenas europeas.
Celebra Ostara saliendo al campo, festejando la vida que tienes, el nacimiento de tus proyectos, la oportunidad de vivir una nueva etapa en la que las oportunidades se abrirán para que andes nuevos senderos.