Trabajando los viñedos






A terminado el mes de Julio y con el él trabajo de temporada que es el embolsado de la uva de mesa en la comarca del Medio Vinalopo en la zona de Alicante en el Mediterraneo español. http://uva-vinalopo.org/wp/




 Tanto mi familia como mi familia política se han dedicado su cultivo desde hace varias generaciones y nosotros seguimos con la tradición, por lo que he decidido crear un artículo sobre esta fruta que tantos beneficios aporta a nuestra salud.

Hipócrates, el padre de la medicina moderna, ya la calificaba como el alimento más completo y la recomendaba en todas las etapas de la vida. La uva es el fruto de la vid, que procede de Asia Menor. Desde tiempos remotos es conocida por el mosto que se obtiene de la misma, y por ser la materia prima con la que se elabora el vino.

Es un fruto pequeño (del tamaño de una aceituna) que se presenta en racimos, con diversas tonalidades en función del tipo: desde un color verde muy pálido (la uva blanca) hasta un tono violeta intenso casi negro. Con una piel áspera muy fina, posee pequeñas semillas en su interior.

Contiene fundamentalmente agua (80%), hidratos de carbono fácilmente asimilables (glucosa, fructosa, sacarosa, dextrosa y levulosa), algo de fibra, vitaminas B y C, minerales (potasio, magnesio, calcio, azufre, hierro, cobre, manganeso, selenio y cobre) y flavonoides. Por su alto contenido en azúcares no es aconsejable su consumo por parte de personas diabéticas.

La uva es uno de los alimentos con más  propiedades  curativas  y es altamente eficaz. Entre sus múltiples beneficios debemos destacar que es ideal para desintoxicar el cuerpo y ayudarlo a sanar un gran número de padecimientos.

La uva es un potente depurador intestinal, y es un fruto que ayuda de forma sorprendente a sanar innumerables padecimientos que derivan precisamente de un intestino en mal estado


La dieta de la uva es sumamente recomendada para aquellas personas que necesitan de forma urgente una depuración profunda de sus intestinos. Hay que recordar que, aunque no lo notemos, a medida que pasa el tiempo muchas toxinas, grasas y materia fecal se quedan pegadas en las paredes interiores que recubren el intestino, el cual tiene la importante función de absorber los nutrientes que provienen de los alimentos.

Si el intestino está sucio, la calidad de absorción es deficiente, y esto se notará en la salud general del cuerpo. Recuerda siempre que un intestino limpio es sinónimo no sólo de salud, sino de belleza, pues hará lucir tus ojos, piel y cabello, llenos de vida y salud.

Propiedades de la uva:
Su potencia depurativa se atribuye fundamentalmente a que es un alimento alcalinizante.

Es rica en potasio, el cual controla el equilibrio de los líquidos en el organismo y sus niveles bajos de  sodio.

Tiene cantidades considerables de vitamina B, que interviene en el metabolismo de las grasas y los hidratos de carbono.

Es muy rica en azúcares naturales (glucosa) e hidratos de carbono, lo que la convierte en una  fuente de energía natural para aquellos que precisan un esfuerzo extra como deportistas,  niños en época de crecimiento o personas con niveles bajos de azúcar en la sangre.

 La uva se ha asociado con una mejor salud cerebral y se cree que protege contra enfermedades neurológicas agudas y crónicas.

Los antioxidantes de las uvas han mostrado reducir la susceptibilidad a la oxidación del colesterol transportado por lipoproteínas de baja densidad (LDL-C por sus siglas en inglés). Se cree que las LDL oxidadas juegan un rol crítico en las primeras etapas del proceso arteriosclerótico.

Las sustancias protectoras en las uvas causan relajación arterial y otros efectos metabólicos favorables. Y los flavonoides de las mismas, incluyendo la quercetina, la catequina y la antocianina, previenen enfermedades del corazón y el cáncer.

Numerosos estudios han indicado que los flavonoides del jugo de uvas tienen efectos anticoagulantes similares al de la aspirina.

Un estudio encontró que las uvas de mesa protegen el corazón y los vasos sanguíneos contra el daño ocasionado por la oxidación de los tejidos, similar a los efectos ampliamente conocidos del vino tinto.
El jugo de uva reduce la susceptibilidad a la oxidación del colesterol LDL.

También e demostró en animales la protección que los polifenoles de las uvas disminuyen la agregación plaquetaria y la formación de lesiones arteriales.


La uva es extraordinaria para ayudar a sanar diferentes padecimientos cómo: 

• Enfermos afectados de enfermedades reumáticas como artritis y gota.
• Problemas renales.
• Alergias.
• Previene y combate estreñimiento (es laxante natural)
• Colon irritable
• Padecimientos del sistema circulatorio como hipertensión, arteriosclerosis, calambres, mala circulación, etcétera.
• Problemas intestinales (limpia intestinos si se consume la uva sin retirar la piel)
• Dolores de cabeza ocasionados por una sobre-intoxicación
• Propensión a infecciones (cuando el organismo está muy contaminado uno es más vulnerable a contagiarse)
• Para limpiar y purificar el organismo
• El vino tinto, consumido con moderación, es considerado un buen tónico para bajar el colesterol y prevenir el infarto de miocardio. Sin embargo, comer las uvas con piel o exprimidas en jugo, dan los mismos resultados, y sin necesidad de ingerir alcohol, el cual es muy dañino para el hígado.

Cáncer y dieta de la uva

Los extraordinarios poderes depurativos de la uva la han llevado a la conclusión de que su consumo puede inhibir el crecimiento de las células cancerosas; el extracto de semillas de uva previene la aparición de tumores y cáncer como el de próstata, mama y colon.



EL EMBOLSADO

La forma mas natural de conservar la uva

Las variedades de la uva cultivadas mediante el proceso del embolsado son dos, la variedad Ideal o Moscatel, de racimo grande, granos de peculiar tono amarillo y con ligero sabor a moscatel. Y la variedad Aledo, mas tardía y caracterizada por producir un racimo de grano blanco pálido, de sabor dulce neutro. Esta última variedad es la utilizada para celebrar la fiesta de fin de año, "Las uvas de la suerte".

Al comienzo de su maduración , en Julio se seleccionan los mejores racimos de uva y se cubren cada uno de 
ellos con una bolsa de papel especial que se cierra por el pedúnculo, quedando abierta por su parte inferior.



El embolsado de las uvas se realiza poco antes del enervo. Se utilizan bolsas de papel de celulosa saturada por la parte exterior, abiertas por los dos extremos, que sujetan al racimo por el extremo superior. Los racimos permanecen protegidos individualmente desde el momento del embolsado, protegidos de los ataques de insectos, aves y pequeños accidentes metereológicos, así mejoran la coloración de las uvas y retrasan su maduración.






Entradas populares