Excursión a la montaña

DSCI0219DSCI0218DSCI0217DSCI0216DSCI0214DSCI0215
La galería de Listhar en Flickr.


Muchos poemas hablan de la belleza y de la magia de los árboles. Los celtas basaban su horoscopo en ellos. Los Druidas realizaban sus ceremonias rodeados de ellos.
Nos inspiran creatividad y nos evocan una sensación de paz y de asombro. Los árboles, que desde siembre han sido imprescindibles para nuestra supervivencia, encarnan los misterios de la vida y la muerte.

Siendo ellos, los pulmones del planeta, exhalando oxigeno, además nos proporcionan la madera para nuestros muebles, casa, barcos, para calentarnos en invierno. Constituyen el habitat de cantidades de criaturas, visibles e invisibles, además de constituir la base de muchos medicamentos.

En la antigüedad los chamanes viajaban a l mundo de los espíritus para obtener información y los árboles 
representaban un mapa de los mundos sutiles. Sus raíces están en el inframundo, el tronco es un representación de este mundo o Mundo Medio, en el cual además de nosotros se supone habitan los espíritus, las hadas, pues están muy cerca de este mundo. Las copas de los árboles con sus ramas, están en el Mundo de Arriba, donde habitan los Dioses y los Ángeles. Existen muchos árboles famosos, el árbol del bien y del mal del cual comieron Adán y Eva, El árbol bajo el cual se sentó Buda para obtener la iluminación, etc.

Los nativos americanos, no consideran a los árboles meros tallos salidos de la tierra, les llaman “personas levantadas”. Los árboles son seres individuales, profundamente sabios, existen árboles tan antiguos como la humanidad misma.

Cada árbol, constituye un portal hacia el Otro Mundo, y representa el hogar de muchos espíritus de la naturaleza, como hadas, elfos, además del espíritu particular del árbol en cuestión, este recibe el nombre de dríada.
Los árboles adoran a los niños y éstos a su vez se sienten atraídos por ellos, ¿quien no ha deseado tener una casita en un árbol?.
Este fin de semana coincidiendo con es solsticio de verano mi familia y yo realizamos una salida al bosque para buscar un acercamiento con la Madre Naturaleza y sus espíritus.

Lo primero que se debe realizar para encontrar este acercamiento es expandir nuestra mente, somos muy cuadriculados, no creemos en los mundo sutiles ni en los espíritus de la naturaleza, por lo que lo primero es abrirnos a cualquier experiencia que nos pueda ayudar.


Estos son unos ejercicios sacados de la biblia de las hadas que me gustaron especialmente y realizamos en la montaña.

“Pasa tiempo con un árbol especial. Averigua todo lo que puedas sobre él, sobre su historia o cualquier historia relacionada con él. Tócalo, siéntate apoyado en el y deja que tu mente divague. Percibe el aura del árbol a tu alrededor. ¿Cómo te sientes? ¿Eres consciente de que seres te rodean? ¿Se comunica contigo de algún modo el árbol? ¿Qué animales, pájaros o mariposas ves? ¿Qué pensamientos tienes? ¿Te viene a la mente algún recuerdo especial? Si puedes, súbete al árbol y siéntate en sus ramas.



Cuando te acerques al árbol especial, intenta sentir donde empieza su aura. Camina despacio, con las manos extendidas delante de ti, y trata de “tocar” el aura (sentirás una ligera resistencia o “colchón” de aire, justo donde comienza el aura). Sentir el aura del árbol te conectará al mundo de las dríadas.



Siéntate a cierta distancia del árbol y entrégate a un estado de ensueño, desenfocando ligeramente los ojos. ¿Qué formas o rostros atisbas en su follaje o en su corteza? Son los espíritus del árbol, que están saliendo para ti.

La experiencia es muy enriquecedora, te hace comprender que no estamos solos que la naturaleza la conforman multitud de seres vivos a los que hay que cuidar y proteger.











Entradas populares